miércoles, 29 de abril de 2009

INFLUENZA, lo que enseña la historia

VANGUARDIA

http://www.vanguardia.com.mx/diario/noticia/influenza/nacional/influenza:_lo_que_ensena_la_historia/341087

Influenza: lo que enseña la historia

Hechos puntuales sobre las pandemias de influenza: el reporte de lo que ha sucedido en el pasado —y de lo que podría volver a ocurrir

El primer registro detallado de una pandemia de gripe se remonta a 1850. Se refiere a una gripe muy virulenta que comenzó en Asia y se extendió rápidamente a Europa y África.

Pero las pandemias ya se habían presentado durante los siglos 17 y 18, siendo la de 1830–1833 una de las más agresivas, dado que infectó a una cuarta parte de la población expuesta.

Pero la pandemia más letal y conocida fue la denominada "Gripe Española" (virus A, subtipo H1N1), que permaneció de 1918 a 1919. Las estimaciones más conservadoras reportaron de 40 a 50 millones de muertos, pero otras arriesgaron valores de 50 a 100 millones de personas fallecidas en todo el mundo.

Esta pandemia ha sido calificada como "el mayor holocausto médico de la historia". Su alta mortalidad obedeció a la violenta capacidad de infección del virus (afectó el 50 por ciento de la población expuesta) y a la gravedad de los síntomas.

La mayor parte de las muertes ocurrieron por neumonía bacteriana, una infección secundaria provocada por la gripe, pero el virus por sí sólo también mató, directamente, a consecuencia de hemorragias masivas y edema pulmonar.

La Gripe Española tuvo un origen geográfico aún incierto, pero se extendió por todo el planeta llegando incluso al Ártico y a las remotas islas del Océano Pacífico.

La infectividad

La gripe común tiene una tasa de mortalidad muy baja, de alrededor de o.1 por ciento, es decir, un fallecimiento por cada mil personas infectadas.

Pero la Gripe Española produjo la muerte a cerca del 10 por ciento de las personas infectadas, mientras que el brote actual ha provocado en México una mortalidad cercana al 6 por ciento de los infectados.

Una característica diferencial de la Gripe Española fue que su alta tasa de mortalidad repercutió sobre todo en adultos jóvenes, de hecho, el 99 por ciento de las muertes se produjo en personas menores de 6o años, mientras que el 50 por ciento de los fallecidos tenía entre 20 y 40 años.

En contraste la gripe común tiene sus mayores tasas de mortalidad en los estratos de población más jóvenes (menores de dos años) y sobre todo entre los mayores de 70 años.

Otra característica de la pandemia de Gripe Española fue la "mortalidad de primer impacto": murieron 25 millones de personas en las primeras 25 semanas).

Como referencia, compárese con el virus del sida, que causó esa misma cantidad de muertes en sus primeros 25 años.

Las otras pandemias

Las pandemias anteriores y posteriores a la Gripe Española no fueron tan devastadoras, pero también provocaron millones de defunciones. Esas pandemias fueron:

La Gripe Rusa, de 1889–1890. Posiblemente debida a un virus tipo H2N2. Mató a 1 millón de personas.

La Gripe Española, 1918–1920, causada por un virus tipo H1N1. Mató entre 40 y 100 millones de personas.

Gripe Asiática, 1957–1958 (H2N2). Mató a 1.5 millones.
La Gripe de Hong Kong, 1968–1969 (H3N2). Mató 1 millón de personas.

Virus gripales

El virus de la gripe, reportado y clasificado por primera vez en los cerdos por Richard Schope en 1931, es de formato ARN y pertenece a la familia Orthomyxoviridae, que incluye cinco tipos, de los cuales solamente tres causan la gripe o influenza. Esos virus son los siguientes

1. Influenzavirus A
2. Influenzavirus B
3. Influenzavirus C
Influenzavirus A

Las aves acuáticas silvestres son los huéspedes naturales de este subtipo. Infectan a otras aves y de esta manera suelen provocar graves epidemias en la población de pollos para el consumo humano. De donde el virus puede "saltar" al humano (ocurre por lo regular en Asia, donde la gente convive de cerca con los animales).
Los virus tipo A son los más agresivos y son los que han causado el mayor número de muertes, propias de sus pandemias. De los virus A han surgido los subtipos:

H1N1, causante de la Gripe Española y de la epidemia de gripe porcina humana ahora presente en nuestro país.

H2N2, responsable de la Gripe Asiática en 1957.

H3N2, causó la Gripe de Hong Kong en 1968.

H5N1, el subtipo que obligó a la Organización Mundial de la Salud a crear una alerta epidemiológica (había sido considerado como "el más probable" para iniciar la próxima pandemia).

H7N7, un subtipo con un inusual potencial zoonótico (alta infectividad para los animales).

Durante el siglo 20 se produjeron tres pandemias de gripe debido a la aparición de nuevas cepas del virus A.

Por lo regular las nuevas cepas han surgido de virus incubados en animales que luego pasaron al humano (es lo que se conoce como heterocontagio).

El más reciente de esos contagios es una variante mortal del virus de la gripe aviar (H5N1) considerado por los expertos como el principal candidato para la siguiente pandemia de gripe.
Afortunadamente la variante H5N1 no ha logrado transmitirse de persona a persona (se ha pasado a humanos desde aves contagiadas, pero ese contagio no es fácil y requiere de intenso contacto con las aves).

Observación. La H y la N que se utilizan para tipificar los virus de la gripe, se refieren a dos tipos de proteínas presentes en esos virus, la hemaglutinina y la neurominidasa.

Influenzavirus B

Estos tipos de virus infectan casi de manera exclusiva a los humanos, pero son menos frecuentes y menos agresivos que los del tipo A (aparte de los humanos, el único animal susceptible de ser infectado por este tipo de virus es la foca).

Influenzavirus C

Infecta a humanos y cerdos. Es menos frecuente que los otros dos tipos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario